martes, agosto 08, 2006

Decir NO

Uno de los privilegios del escritor es decir NO al poder injusto. Pero ese NO debe brotar de la conciencia, y no de la táctica, la ideología o las necesidades de partido. La función política del escritor depende de su condición de hombre fuera de las combinaciones políticas. El escritor no es el hombre del poder ni el hombre del partido: es el hombre de la conciencia.

Octavio Paz.

1 comentario:

Apostillas literarias dijo...

Vaya palabras significativas...

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin