sábado, noviembre 25, 2006

El premio FIL, antes llamado como se llamaba...

El premio FIL, antes llamado como se llamaba, nombra, de nuevo, a sus ganadores y tiene el prestigio de sus ganadores y la gente lo reconoce por sus ganadores. ¿De qué protestarán ahora? ¿De que nadie se acuerda de ellos? Porque de Rulfo, todos nos acordamos. Y del premio FIL, también. El nombre, contra lo que ellos pensaban, los familiares, no tenía, ni tiene, la menor importancia. Era un homenaje, que los herederos han envilecido y aniquilado. Enhorabuena por ellos que ahora regresa el nombre, sólo el nombre, como marca comercial, a su uso propio.

1 comentario:

Tomoo dijo...

Alfredo Herrera Patiño
Editorial Verdehalago

Alfredo:

Lo siento pero el correo que tengo de ti me rebotó, y la página de Verdehalago está en reparación.

Soy miembro de la mesa de redacción de la revista Replicante (www.revistareplicante.com), de la que es editor Rogelio Villarreal.

En el número actualmente en circulación, el 9, analizo los documentos que te entregó el Archivo General de la Nación, acerca de Elena Garro. Los bajé de tu sitio. La conclusión a la que llegué es que esos documentos no prueban que Elena Garro haya sido espía y que, al contrario, todo indica que se le puso una trampa.

Señalo que Alonso Lujambio, el comisionado ponente de tu petición y actual presidente del IFAI, debe presentar una disculpa pública por haber hecho ese señalamiento sin tener verdaderas pruebas. Por cierto, yo ya le escribí a Lujambio avisándole de mi texto, y tengo el debido acuse, por si a futuro tengo que demostrar que sabía de su existencia.

Te menciono expresamente en mi texto y, aunque no lo escribí, pienso que también tienes parte de responsabilidad en este desaguisado porque, por lo visto, no tenías claro para qué querías esos documentos y no los analizaste con cuidado.

Tal vez te envíe escaneado mi texto. Como Replicante no tiene los medios publicitarios de Letras Libres, me dirijo a ti directamente.

Saludos.

Tomoo Terada

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin