miércoles, mayo 24, 2006

Nueva ley del libro, precio único y excepciones

Reunión en la Cámara Nacional de la Industria Editorial. Casi todos, entre la euforia y la depresión por el precio único. ¿Y puedo regalar algo con mis libros? ¿Y puedo dar otro precio para venta a plazos? ¿Y puedo dar descuentos en las ferias? ¿Y puedo dar descuentos a las escuelas? No, la respuesta clara. No se puede, el precio único será único o no será.

El costo del flete, según una cadena de librerías del sureste mexicano es de 3% sobre el precio de venta al público. Los fletes ya no son tan caros. DHL, en Chile, otorga a los editores un descuentos del 81%, ochenta y uno por ciento. Se intentará lo mismo en México.

Un dato muy preocupante. De la inelasticidad a la elasticidad negativa (1.38) con respecto al precio de venta. Todo por medio de un estudio de campo. El viejo mito de la inelasticidad del precio en los libros se viene abajo, lo cual significa que debemos cambiar las estrategias de precios.

Otro dato preocupante, el salario promedio de los trabajadores del medio librero apenas es 50% superior al salario mínimo. El gerente de una librería, gana, en promedio, $6,000.00 (seis mil pesos). Y en las distribuidoras la situación es menos halaguëña.

Nadie quiere hablar, por lo mismo, de la corrupción. Nadie.

Para el gozo general, poco valorado. Se define por vez primera a nivel legal lo que significa la cadena productiva del libro, las biblitecas escolares y de aula y, lo más importante, se establece la obligación del estado por fomentar la lectura. Antes de la ley no había obligación alguna.

Quizáse logre algún acuerdo de sugerir una baja entre el 15 y el 20 por ciento del precio de todos los libros a la entrada en vigor no tanto de la ley como de su reglamento. De este modo quedará claro que quienes auguran y pregonan un aumento en el precio de los libros no saben de lo que hablan.

Mucha insistencia en el libro como bien cultural y no mercancía.

Todos esperamos su publicación, pronto.

Día más bien largo, conversación con la gente de Tarahumara por la tarde, bromas sobre los mejicas y los gachipines y algunos otros menesteres.

Propuse redactar un manual de sobrevivencia al precio único en burlas veras.

Y, desde luego, las varias erratas en el texto de la ley. ¡Ni siquiera podemos ahorrarnos las erratas en lo que no publicamos!

2 comentarios:

Librero dijo...

Nueva ley del libro, precio único y excepciones ( datos venezolanos, preguntar a Ceatpro. Dr. Tomás Páez o a CAVELIBRO)
felicidades... estupendos articulos...

Alfredo Herrera Patiño dijo...

Mil gracias por tu generosidad y por los datos.

Saludos y parabienes.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin