martes, mayo 23, 2006

El amor por la tipografía y la imprenta moderna

En edición diferente los libros dicen cosa distinta, dice Andrés Trapiello que dice Juan Ramón Jiménez. Leo en el suplemento de este sábado de ABC reseñas y probada del libro Imprenta moderna. Tipografía y literatura en España, 1874-2005, Compugráfic Editors. Imagino que deberé pedírselo a algún amigo que pronto irá por aquellos lares, pues difícilmente lo importarán a México. Cuánto bueno, y cuánto malo, también, los transterrados dieron a la industria editorial mexicana. Espero que este libro hable de lo bueno, ya Gerardo Deniz habló de lo malo. Jesús Marchamalo nos dice en su cometario: No se sabe por qué razón hay tantos libros mal hechos y feos, cuando cuesta el mismo trabajo y por lo general no más dinero hacerlos bien y bonitos. Podríamos citar de nuevo el ramonísimo comentario de las corbatas feas, pero es más sencillo de lo que parece: hacer una obra de arte extraordinaria cuesta lo mismo, bien visto, que hacer un mazacote, todo depende del gusto y la destreza. Cito a Trapiello: en España la mayor parte de sus libros fundamentales en el último siglo se han editado fea y pobremente, y los hemos leído en ediciones corrientes, cuando no andrajosas, lo cual dice mucho del país, de nuestra literatura y de nosotros mismos.

Abelardo Linares, grande editor, recuerda el caso de José María Carretero, autor de best sellers y periodista de entreguerras, cito: ...pese a su popularidad y muchas ventas, nunca llegó a tener vitrola literaria ni obtuvo una sola reseña, pongo por caso, en Revista de Occidente. En nuestro presente, sus novelas (las de alguien con su éxito y su calidad de escritura) no sólo serían llevadas al cine, también abrirían los suplementos literarios y a él le lllamaría a la Real Academia e incluso el Ministerio de Cultura le pasearía por todas las Ferias del Libro de Hispanoamérica. ¿Pérez Reverte?

Se edita mal, se edita sin gusto y se edita sin sentido. Interesan las ventas, y tanto interesan que son capaces de sacrificar la mediocridad, y publicar algunos libros bueno, si se venden.

Un libro como el de Trapiello merece, tan sólo la noticia de su aparición, nuestra esperanza.

1 comentario:

Ramiro dijo...

El libro de Trapiello no lo edita Compugrafic, sino Campgràfic. De nada. Era obligada una errata, por lo monos.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin