martes, enero 31, 2006

Democracia, libertad, capitalismo y sexo oral

El miedo del gobierno chino a conceptos y prácticas como los de democracia, libertad, capitalismo y sexo oral es, si se quiere, harto obvio. Pero que Google haya cedido al capitalismo en contra de la libertad y la democracia y sacrifique, por mor del bendito dinero, el sexo oral, es demasiado. Máxime cuando declaran que pueden hacer dinero sin hacer chingaderas [doing evil, en traducción muy libre]. Y se aclara entonces la lógica simple del dinero. A despecho del comentario de Ursula Owen, editora de Index on Censorship, Google no sólo censura por dinero, censura por interés. Como sus competidores ya entraron, siente que perderse su parte del pastel sería catastrófico... La creatividad, los principios, la ética misma sucumben ante el simple y llano dinero. Lástima.

En México, desde luego, las cosas no están mejor. La suprema corte negó el amparo a Witz, el poeta que cantó a la patria entre mierda, según intentó decir, y el único artículo extenso y serio publicado en defensa de la libertad de expresión lo publican, para sorpresa general, los ministros de la suprema corte que votaron a favor del amparo [Letras libres de enero], pero ni portada, ni cintillo, ni comentario les dieron. Aparece ya el de febrero, y no hay comentario alguno. Asunto casi sin importancia, la libertad de expresión, para autores y editores. Y para rematar, podrán meterlo a la cárcel por escribir una obra de imaginación donde, imaginariamente, injuria a la bandera. No establecer esa diferencia, válganos, es quizás más grave que la negación misma del amparo.

En el mundo crece la censura y cada día se habla menos de ello...

3 comentarios:

Magda dijo...

No se, pero el tal Witz me parece un oportunista. No creo que sea "libertad de expresión" decir tantas tontenterías juntas, y no porque sea a la bandera, sino porque de poema no tiene nada, nada, nada. Me parece que lo único que este señor intentó es hacerse famoso, y lo logró.

Muchos saludos.

Alfredo Herrera Patiño dijo...

Magda, el poema de Witz es pésimo, desde luego, pero la libertad de expresión, me parece, incluye todo, lo bueno y lo malo. El juicio estético incluye la libertad de expresión. Y en verdad el tal textos y su autor hubieran quedado en el más merecido olvido si no hubiera sido demandado por una asociación de prosapia bastante extraña, y lo demandó por injuriar a la bandera.

Digamos, mi opinión se base en esto:

Un poema pésimo es un poema.
Cualquier puede escribir poemas pésimos.
Cualqueira puede publicar poemas pésimos.
Nadie puede ser juzgado por sus poemas pésimos penalmente.

No defiendo a Witz en lo absoluto, defiendo su derecho a escribir y publicar poemas pésimos y a que se valoren sus poemas y su acto de publicarlos a nivel estético, no a nivel legal.

Saludos Magda

Magda dijo...

Si, comprendo y quizá tengas tu razón. Sin embargo no creo que la libertad de expresión sea permitirlo todo porque queremos decirlo. Considero que yo no puedo venir a tu blog a insultarte por las razones que se me ocurrieran (o pensara o sintiera o me parecieran), como tampoco puedo permitirme escribir sobre equis persona y vaciar mi bilis nada más por la traida y llevada "libertad de expresión". Y todavía menos cuando solo busco llamar la atención, como este señor.

En fin, un tema que da para mucho, te dejo esta página por si deseas verla, abajo trae un comentario sobre la libertad de expresión con la que voy absolutamente de acuerdo:

http://cronopios.net/Traducciones/trolls.es.html

Muchos saludos.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin