lunes, octubre 10, 2011

La siguiente demanda será contra los lectores

Dato mata opinión, pero no mata prejuicio y, mucho menos, mata interés. Los autores demandan ¡a las bibliotecas! por tener copias digitales de sus libros ¡y permitir su lectura!

El director de la World Intellectual Property Organization (WIPO) dice, en el colmo del autoengaño, had the world wide web been able to be patented, and I think that is a question in itself, perhaps the amount of investment that has gone into or would be able to go into basic science would be different.
Se habla de guerra, de lucha, de ataque. Se habla de recuperar la mediación, de recuperar el control del contenido, del diseño, de la distribución, de las regalías. En fin, de todo lo relacionado con los cambios tecnológicos. ¡Quieren algunos prohibir que el lector tenga control del tamaño de la letra en los lectores electrónicos!

El problema, entonces, es el control. El DRM castiga a quien compra, a quien tiene una copia de un libro o de una película o de una canción precisamente porque la ha comprado. Si se tiene copia pirata, por definición, no tiene DRM. Hace años alguien imaginaba imprimir los libros con cierto barniz transparente que, sin embargo, reflejara en extremo la luz de las fotocopiadorás, para evitar la piratería, desde luego. Nunca lo logró, afortunadamente.

Es distinta la copia entusiasta, producto del goce y de la pasión, de la copia indiferente, digamos. Quien copia porque sí, para tener, aunque nunca la vea, ni la escuche ni la lea. La copia por precio, donde se vende una copia, sobre todo de cine y música, mucho menos de libros, a un precio ridículo. No hay prueba alguna de que ninguna de esas copias disminuya las ventas. Ventas, problema que le interesa a quienes administran y sostienen el DRM y a la industria cultural centrada en el comercio. Ventas, no copias. Creen, torpemente, que el DRM mejora sus ventas o, en el mejor de los casos, evita su disminución.

En el caso de los libros las grandes editoriales siguen reflexionando y tratando de posponer la entrada del libro digital en el mercado iberoamericano. Intentan controlar el idioma, por medio de la gran apuesta del español como idioma universal siempre y cuando sea el que se sancione en España, vía RAE, vía Gobierno Español, vía Planeta. Intentan controlar el libro digital por medio de Libranda. Intentan controlar por medio del precio único, nunca tan apoyado y defendido en todos los países latinoamericanos. Todo lo cual, suponen, los protege en contra de empresas como Amazon y la brumosa, para ellos, Internet.

Olvidan, por una parte, que ya no se edita para un mercado local. La impresión digital permite editar a la vez en varios países el mismo libro con costo de impresión local. El libro electrónico puede venderse en cualquier página electrónica, hasta en la de Amazon, sin mayor problema. Hay métodos de pago mundiales, sencillos y baratos. Se ha vuelto muy sencillo vender libros. Los grandes intentarán detener los avances, cerrar los caminos.

Y cada día veo mayores posibilidades de colaboración, antes impensadas. Sigue existiendo la tontería, la envidia, la soberbia, pero se abren caminos de colaboración no centrados en la propia ciudad ni en el propio país, caminos amplios, con la brumosa internet como guía.
Los lectores no son, no somos, delincuentes. De seguir por ese camino la siguiente demanda será contra los lectores. Y ya la perdieron hace mucho...

2 comentarios:

B. Miosi dijo...

Excelente artículo. Lo vi en Twitter y aquí estoy, es importante que las editoriales se bajen del pedestal y exista una sana competencia. La unificación de precios de los libros electrónicos las terminará hundiendo, pues ahora los libros de cualquier autor se consiguen por Amazon Kindle.

Saludos,
Blanca Miosi

Jose_K dijo...

Uno: García Márquez Y Vargas Llosa se puedeb leer en Kindle en USA pero no en Colombia o Perú.
Dos:hay fundaciones que editan con calidad libros gratuitos de grandes obras.Leo en inglés o italiano pq sí se consiguen.
Tres: un par de editoriales españolas ( una de izquierda quien lo iba decir) y una mexicana ofrecen libros en Kindle.
Cuatro:la RAE ofrece libros en formato epub , no comaptible conkindle y ademas comprimidos en rar y no enzip que todo el mundo utiliza

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin