domingo, junio 03, 2007

Ezra Pound y el Dr. Atl

Leo los artículos y panfletos del Dr. Atl y recuerdo a Pound. Ambos cercanos a Italia, ambos fascistas, ambos antisemitas, ambos más nacionalsocialistas que otra cosa. ¿Por qué? Que grandes o pequeños artistas puedan ser personas pútridas, no hay duda. Que la inteligencia no significa sabiduría, también. Que el pensamiento mismo no impide el fanatismo, debiéramos estar ciertos. ¿Qué vieron en ese fascismo? No lo sé. Laughlin creó New Directions para que Pound tuviera donde publicar siempre. Después de la segunda guerra, luchó y trabajó para separar las ideas políticas de Pound de su poesía. Lo logró, desde luego. El Dr. Atl tuvo todos los honores esperados. Pintor volcánico, desde luego, escritor interesante. ¿Extravagancias? ¿Perversiones? Curioso, la esclavitud y el entonces nuevo mundo convivieron bastantes siglos, pocos, en verdad pocos se opusieron a ella. ¿Por qué nos sorprenden los casos de Pound y Atl, al menos, por qué me sorprenden y no lo hace el de Bartolomé de las Casas, por ejemplo?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, acabo de encontrar tu blog buscando algo del Dr. Atl y como hace poco leía sobre Ezra Pound no pude evitar detenerme.
Fíjate que leyendo sobre Pound daban una explicación a su antisemitismo, que más que nada, al parecer era una cuestión estética. Quiero decir que decía que la usura –que como sabes ha sido personalizada en la condición judía– debilitaba al arte, lo rebajaba, la gente se preocupaba más por ella que por crear, que el capitalismo, la usura, todo eso había echado a perder el arte. Palabras más o menos. Creía, aunque no puedo profundizar en ello, que el fascismo restituiría las cosas como para que la Creación fuera nuevamente algo importante.Disculpa mis palabras vagas, pero era aproximadamente así.
Blanca Luna

Anónimo dijo...

Hola Alfredo:
Quizá también te sorprendería que uno de los argumentos de Bartolomé de las Casas para no esclavizar a los indios era que para eso había negros...
Otro dato interesante nos lo da Isaac Asimov en sus memorias, cuenta que en una de sus conferencias, una mujer, judía como él, le reclamó que jamás hubiera hecho una declaración sobre el holocausto, él le hizo notar que no era su tarea y que además él jamás había visto que algún judío de Estados Unidos protestara contra el racismo y maltrato legal e institucional que sufrían los negros hasta la década de los 60s...
Por cierto, soy pintor y me parece muy interesante la opinión de Blanca Luna.
Saludos.
Jorge Vallejo Murillo

Selva Hernández dijo...

Hola, igual que Blanca, estoy buscando información sobre el fascismo y antisemitismo del dr. Atl y me encontré con tus preguntas. A mí no me sorprende. Eran los años veinte del siglo XX y esos pensamientos derivados del nacionalismo flotaban en el aire. Aún no se había desplegado la contundencia del errático extremo de la segunda guerra mundial.

Es una consecuencia lógica del pensamiento derivado de la escalera positivista de Comte: si el camino hacia el progreso tiene que ver con la evolución de las razas y de las civilizaciones, entonces unas son mejores que otras. Lo mismo pensaba Vasconcelos.

Lo que sucede es que la herida fue honda y está muy fresca todavía.

Alfredo Herrera Patiño dijo...

El problema es aceptar esa consecuencia lógica. Puede ser cierto que hay mejores y peores civilizaciones, llevado al extremo puedo aceptarlo, pero de ese hecho no se sigue perseguir con el bastón en ristre a los judíos por la Alameda. Tienes razón en que la herida es fresca, tienes razón es que fue honda... Lo sorprendente en ambos casos es la motivación estética de todo el asunto. Y, por mor de lo bello, estar dispuestos al exterminio. El Colegio Nacional publica las obras completas del Dr. Atl y publicó también una biografía suya de ahora no recuero quién...

Saludos y parabienes

Alfredo

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin