domingo, agosto 27, 2006

Furia kodamiana

Furia kodamiana llama Bernès a la insistencia de María Kodama en ser ella, y solo ella, quien decida todo los asuntos sobre la obra de Borges. Que reciba todo el dinero que produzca la explotación comercial de la obra, todo, sin un céntimo para nadie más, es voluntad de Borges. No lo es, por ejemplo, eliminar la dedicatoria en El poema de los dones o el poema Al olvidar un sueño. De cierto en 70 años nadie recordará a María Kodama...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

podrías transcribir las dedicatorias de las que hablas? muchas gracias
angel

LUDA dijo...

...apoyo la petición...

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin